GDH

  Creado para contribuir al desarrollo integral de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en riesgo de exclusión social, para que sean agentes transformadores de su realidad. Extendido por las once diócesis del país, beneficia a más de 8 300 personas provenientes de familias frágiles o disfuncionales (hogares monoparentales, con situación socio-económica precaria, con miembros envueltos en situaciones de alcoholismo, prostitución, drogas...) y a niños con problemas de conductas, dificultades en el aprendizaje, que asumen responsabilidades que no están acordes con su edad, entre otras situaciones de riesgo.

 

Cerca de 500 voluntarios trabajan en este programa que busca potenciar en su grupo meta los valores humanos, hábitos saludables y acordes a su edad, habilidades sociales y un cambio favorable de actitudes.

 

También se busca promover en la comunidad la sensibilidad, responsabilidad y atención para con este grupo tan sensible, a la vez que se ofrecen espacios de intercambio y reflexión a las familias, de manera que logren concientizar y ejercer su función social.

 

Dentro de las acciones del programa se encuentra la realización de talleres de manualidades y habilidades; de actividades lúdicas, deportivas o relativas a manifestaciones artísticas; la enseñanza de computación; los repasos escolares; servicios de biblioteca y guardería; talleres de formación en valores; escuelas de padres; entre otras.

 

Como otra línea perenne de acción, se forma y capacita sistemáticamente al voluntariado que interviene directamente con el grupo meta para potenciar la eficacia y eficiencia en el servicio.

Galería de imágenes

¿Cómo colaborar?

Tú puedes ser parte también del ministerio social de Cáritas Cuba, compartiendo con los más necesitados tu tiempo y saberes, o donando recursos personales y monetarios. Súmate a esta gran familia y vive la experiencia enriquecedora de ayudar al prójimo.

Leer más...